NUESTROS DATOS EN INTERNET. ¿LA NUEVA GUERRA FRÍA ESTÁ EN LA RED?

NUESTROS DATOS EN INTERNET. ¿LA NUEVA GUERRA FRÍA ESTÁ EN LA RED?

Últimamente hay una conversación que se repite de forma recurrente en mis círculos. Gira en torno a la cantidad de información personal que circula en la red. Es cierto que un usuario medio es conocedor de que deja cierto rastro de sus gustos y preferencias. Quien más, quien menos ha experimentado cómo la publicidad que se le muestra en google o en sus redes sociales está íntimamente relacionada con sus búsquedas más recientes. Pero en general no somos del todo conscientes de cuánta información proporcionamos. Y mucho menos de dónde va a parar y cómo puede ser utilizada.

LOS CONSPIRANOICOS.

Trabajando en el sector digital, he pasado gran parte de mi tiempo profesional al lado de perfiles técnicos, concretamente informáticos. Los hemos llamado cariñosamente “conspiranoicos”. Son esos colegas/amigos que te recomiendan no realizar operaciones bancarias con tu móvil, no usar tus datos personales en tus cuentas de google y, los más drásticos, no tener ni siquiera perfil en las redes sociales.

¿Pero de verdad todo lo que somos puede ser reducido a ceros y unos? ¿Bastan unos algoritmos para acceder a todos los aspectos de nuestra personalidad y nuestra vida? A la luz de las últimas noticias, parece que sí.

EL OJO QUE TODO LO VE… Y LO PREVÉ.

En mi caso particular, siempre he mostrado una actitud relajada ante la dimensión de datos que compartimos de manera voluntaria o involuntaria cada día. He mantenido esa actitud inocente de forma deliberada amparándome en el hecho de no tener nada que ocultar.

Sin embargo, es indudable que hay algo de inquietante en el hecho de que nuestros comportamientos puedan ser rastreados e incluso anticipados hasta detalles bastante insospechados.

“Creo que el Big Data es tan importante que las naciones-Estado acabarán luchando por él” Eric Schmidt, presidente… Clic para tuitear

UNA MIRADA CINEMATOGRÁFICA

La ciencia ficción nos ha brindado multitud de ejemplos apocalípticos en los que la especie humana se ve amenazada por la inteligencia artificial o un uso indebido de ella. O ejemplos más cotidianos de una vida completamente absorta por la cara más digital: enamorarse de un sistema operativo (como en Her) o tener un hijo robot (como en Artificial Intelligence). ¿Pero verdaderamente podríamos llegar a esos extremos?

Terms and Conditions may apply es un documental que investiga el coste real de los servicios “gratuitos” que volatilizan nuestra privacidad en Internet. ¿Qué se esconde realmente tras el click “Acepto los términos” de compañías como Facebook y Google? La respuesta no te dejará indiferente.

 

 

We live in public narra la renuncia consciente que hace la sociedad de su privacidad a través de la historia real del pionero de Internet Josh Harris. Los efectos de la búsqueda permanente de reconocimiento social a través de una tumultuosa década en la vida de este artista y visionario, desconocido para el gran público.

 

 

 

InRealLife ¿Alguna vez te has preguntado qué efecto tiene Internet y estar permanentemente conectado sobre los adolescentes? Si es así, no puedes perderte este documental de 2013.

 

 

Desconectados Nuestro reality show de 2014 analizaba los efectos sobre dos jóvenes de permanecer completamente desconectados de sus redes sociales durante dos semanas. Si no lo hiciste, échale un ojo, porque ya estamos preparando novedades…

¿OPTIMISTAS O INGENUOS?

Los Hombres de Azul somos optimistas por naturaleza. Y queremos creer que la ética y la responsabilidad impondrán un uso sensato de la información.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Somos unos perfectos ingenuos? ¿Empezamos a cavar nuestro búnker digital? ¿O seguimos compartiendo vivencias y conocimientos que nos enriquezcan a todos?