El diseño de la sinestesia: el consumidor tiene cinco sentidos

diseno_sinestesico

El diseño de la sinestesia: el consumidor tiene cinco sentidos

El diseño no es sólo visual

 

El trabajo del diseñador no se limita a la estimulación visual, ya que los consumidores tienen cinco sentidos. Los productos tienen un diseño formal acorde a la función que desempeñan, pero es inevitable la participación del resto de sentidos con los ambientes en los que se utilizan. Cualquier objeto tiene una determinada forma y colores, un determinado tacto, producen sonidos al moverlos, un peso y volumen concretos, y todas estas características conforman una experiencia completa para el usuario.

Por eso, el diseñador ha de tener en cuenta todos estos aspectos, proyectando la implicación sensorial del producto. Todo lo que se exterioriza en la presencia física del objeto, es el vehículo del resto de características perceptivas. Solamente mediante la observación visual podemos anticipar las características de un objeto, creando imágenes mentales que preceden a la percepción del objeto.

diseno_sinestesiaSabemos que el cerebro humano funciona de la siguiente manera: primero predice, y luego comprueba, por lo cual cuando hay un conflicto entre lo esperado y lo obtenido se produce la sorpresa. De esta manera, el observador de nuestro producto va a crear una predicción de las características del producto basándose en el análisis visual, esperando un tacto y peso determinados, por ejemplo.

Estos factores son importantes para valorar y definir las características del producto, ya que hay que tener en cuenta qué relaciones y correspondencias se dan entre sentidos de forma generalizada para no crear incongruencias. Muchas de las expectativas que tenemos se basan en la experiencia, aprendemos con los años que el peluche tiene un tacto suave o que los objetos pesados hacen ruidos graves y fuertes al caer.

Entendemos como diseño sinestésico el proceso por el cual se presta atención a mantener la coherencia entre las diferentes sensaciones, basándose en el concepto de sinestesia (percepción simultánea).

De la Bauhaus a las escuelas de diseño

La Bauhaus fue el lugar idóneo para experimentar sin límite con las representaciones sinestésicas. Richard Wagner dio como finalidad prioritaria de buscar la obra total, concluyendo todas las disciplinas: escultura, arquitectura, pintura, artesanía y artes aplicadas. Se siguieron sumando factores, como el descubrimiento del cine sonoro, creando nuevas necesidades de relacionar imagen y sonido, junto con el cine experimental alemán que unía animación con formas musicales.

 

Pero sin duda el motor principal de las obras artísticas sinestésicas se debe a la pasión que sentían los maestros de la Bauhaus por la música.

Lo que más les fascinaba de la música era su composición, su lenguaje y formas, siendo la fuga la predilecta, conllevando un especial interés por la obra de J.S. Bach.

Kandinsky: música y sinestesia

Vassily Kandinsky, extrapolando las características del lenguaje musical al visual, empezó a utilizar las diferentes formas y colores como si de notas y tempos se tratase. En su libro De lo espiritual en el arte, profundiza en la relación entre música y arte y cómo la primera le inspiró para experimentar y conocer más acerca de los lenguajes visuales, pudiendo así desarrollar la pintura como un arte independiente, con un lenguaje propio sin ser una mera representación de la realidad.

 

La composición artística es la base para descubrir cómo las obras plásticas tienen un lenguaje propio, cómo se pueden crear ritmos y sensaciones. Los colores y formas crean un recorrido por el cual nuestra mirada pasea, de tal manera que podemos leer el cuadro de una forma intuitiva y emocional.kandinsky-acuarela-abstracta-1911

Kandinsky Estudió la sinestesia, lo que le llevó a comprender cómo las artes plásticas podrían producir sensaciones por sí mismas sin necesidad de representar el mundo que nos rodea. La música siempre ha evocado sensaciones, ha sido un arte muy apreciado, teniendo su propio lenguaje, por el cual los artistas han transmitido su vida interior sin recurrir a representar formas naturales.

Vassily Kandinsky descubrió cómo interpretamos las obras visuales realmente, y pudo crear pinturas muy evocadoras sin necesidad de representar naturalezas en ellas. De esta forma fue el primer artista en realizar una acuarela abstracta, considerándose que es el padre del arte abstracto.

Sinestesia y arte

¿Por qué es más frecuente la sinestesia entre artistas que en el resto de población? Los sinéstetas tienen una visión adornada del mundo, la forma más habitual de sinestesia es dotar a símbolos, números y/o letras de colores. Si tomamos este tipo de sinestesia como referencia, el sinésteta al ver una letra está percibiendo al mismo tiempo un color, lo cual despierta en él una emoción. Personifica estos símbolos y les da un significado más original que el resto de personas. Esta forma de responder ante lo cotidiano de manera diferente estimula la creatividad, ya que la originalidad es uno de los principales componentes, por lo que se desarrolla mucho más en las personas que tienen sinestesia.