El vídeo interactivo antes del vídeo interactivo

El vídeo interactivo antes del vídeo interactivo

La tecnología nos permite hoy elaborar vídeos interactivos en los que el espectador se transforma en partícipe e indispensable en la construcción de la historia. Elementos de programación facilitan que vayamos tomando decisiones que determinan el devenir de la historia y el destino de los personajes.

Pero antes de que las líneas de código se entrelazaran con los fotogramas para hacer del visionado una experiencia totalmente diferente, hubo un experimento que dio un primer paso en el camino de la interactividad.

“INSIDE”, el experimento social.

Allá por 2011 Intel y Toshiba se embarcaron juntos en lo que llamaron su “proyecto de película social”. En “Inside”, el público podía interactuar con la protagonista de la película de terror a través de las redes sociales. Proponerle alternativas para la resolución de los conflictos de la ficción. Si eres de los que grita a la pantalla cuando ves a un personaje en peligro, ésta hubiera sido tu oportunidad de ser escuchado.

En el film, dirigido por D.J. Caruso, la actriz Emmy Rossum desempeña el papel de Christina, una mujer atrapada en un cuarto con ordenador portátil Toshiba (y procesador Intel, claro) y una conexión a internet no rastreable. Incapaz de determinar dónde se encuentra o cuál podría ser su destino, Christina usa el portátil para movilizar a su red social. Desde su pantalla, pide ayuda a amigos, familia y a todo aquél que pueda echarle una mano para descifrar el motivo de su encierro y cómo lograr escapar. Los espectadores son animados a unirse con Christina: ofrecerle pistas a través de twitter y consejo a través de su muro de Facebook.

Episodio a episodio

Inside se lanzó un 25 de julio con un corte breve. Después, se fue construyendo con episodios a partir de las aportaciones de los espectadores, que iban ayudando a Christina a descifrar su dilema aportando pistas, ideas y recomendaciones. El equipo de edición se encargó de analizar todos los comentarios e ir seleccionando los planteamientos que mejor encajaban en el argumento.

La acción social se completó con un casting, a través de Youtube, que permitió a un espectador sumarse al elenco de la película y ser incluido en los títulos de crédito.

La película completa estuvo disponible para su visionado online el 6 de septiembre de 2011, sin embargo, tanto el sitio web como el canal de YouTube ya no existen.

Ya no tienes que esperar meses para disponer de tu vídeo interactivo.

Nosotros te lo ponemos mucho más fácil. Si quieres utilizar la magia de la interactividad en un vídeo de ficción, en un vídeo web para dar a conocer tus servicios, o hacer un anuncio rompedor que deje boquiabiertos a tus seguidores, sólo tienes que venir a hablar con nosotros y pondremos en marcha nuestras varitas. ¿Tomamos un café?