El sentido de la sinestesia

Sinestesia

El sentido de la sinestesia

Sinestesia significa sensaciones unidas.

 

La sinestesia es una condición en la que la estimulación de un sentido desencadena una respuesta simultanea en alguno de los otros, es decir, experimentar un sentido a la vez que se ha estimulado otro diferente: ver colores según los sonidos o saborear por medio del tacto. Para las personas sinestésicas un determinado sonido puede estar asociado a un color, también es muy frecuente otorgar colores a números y letras. En menor medida hay personas que asocian sabores a determinadas texturas.

¿Por qué algunas personas son sinestésicas?

 

La respuesta es, que las personas sinestésicas son aquellas que han conservado sus sentidos enlazados. Es decir, todos los humanos somos sinestésicos cuando nacemos. A partir de los 6 meses de vida nuestros sentidos se separan y se vuelven independientes unos de otros, pero por algún motivo una de cada 2.000 personas conserva algunas de estas uniones.

sinestesia_conexiones_sinapticasMúltiples estudios han demostrado que todos los bebés hasta los 3 o 4 meses de vida confunden la visión con el oído o el tacto y el gusto. En bebés de 6 meses la respuesta cortical a la luz y el sonido es la misma, su cerebro reacciona igual tanto si ven colores como si oyen sonidos.

Esto sucede porque cuando se forma el cerebro se produce un proceso por el cual las neuronas deben luchar para crear las conexiones sinápticas y las que no lo consiguen mueren. De esta forma se originan muchísimas de estas uniones para poder conformar el cerebro del niño.

A partir de un año de edad comienza un proceso de poda que elimina las conexiones sinápticas entre los sentidos. Las personas sinestésicas conservan algunas de estas conexiones, bien por algún fallo en el proceso de poda o por tener demasiada abundancia de las mismas. Las personas sinestésicas mantienen siempre intactos los enlaces sinápticos entre las áreas sensoriales implicadas.

Entre los artistas la sinestesia es ocho veces mayor que en el resto de la población. Una vez más las personas creativas son las que siguen conservando las características de su niñez, sin verse perturbados por las desventajas que afectan a la mayoría de los adultos.